martes, 6 de noviembre de 2012

TARTA DE OBLEAS ESPECIADA Y ESPECIAL


  
Hoy tenía que hacer una tarta sí o sí, la razón ... para dedicársela a una persona en su cumpleaños de oro (será como las bodas ¿no? los 25 años, bodas de plata, los 50 años, bodas de oro, pues en el cumpleaños será igual... esta persona  desde que nació no se ha separado jamás de mi sombra ¡esa persona... soy yo!
En fin, pongamos rumbo a la receta que no quiero hacerme pesada.

INGREDIENTES:
- 1 paquete de obleas
- 1 paquete de flan Royal (8 raciones)
- 750 ml de leche (yo de soja)
- Canela en rama y molida
- Anís estrellado (7)
- La piel de 1 limón ( requetelavada)
- 1/2 cucharadita de jengibre
- Una cuantas vainas de cardamomo (opcional).

 

ASÍ  SE HACE: 
Separamos un vaso de la leche, diluimos el flan y reservamos.
Ponemos a calentar en un cazo la leche restante (500 ml), junto al anís estrellado,la canela en rama, el jengibre, la piel de limón y las semillas de cardamomo.
Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y dejamos que infusione todo 10 minutos, colamos y volvemos a poner al fuego y cuando comience a hervir de nuevo, añadimos el vaso de leche con el flan disuelto, mezclamos bien y retiramos del fuego.


Ahora el montaje... ponemos una oblea en un molde de cristal (de un tamaño un poco superior al de la oblea), echamos 4 cucharadas del flan por encima y repartimos bien por toda la oblea.
Repetimos la operación: oblea, relleno y así las capas que queramos...pero siempre acabando con una capa de flan.


El proceso debe ser rápido para que no dé tiempo a que se solidifique el flan, aunque batiendo enérgicamente con las varillas se resuelve el problema.


Cuando se enfríe tapamos con un film transparente y metemos al frigo (mejor de un día para otro).
Sacamos, decoramos y... ¡listo! 
  
  
Y ahora le toca el turno a la tarta tuneada marina (no podía ser de otra cosa).
Sólo he puesto unas gotas de colorante azul en el flan del relleno de la otra tarta, he procedido del mismo modo para el montaje de la tarta y dejando hasta el día siguiente en el frigo.
La decoración ha sido sobre la marcha, marina como tiene que ser...
Lo único que he encontrado en la despensa referente al tema "marineril"  han sido estas gominolas aunque le dan un toque algo infantil a la tarta, pero como dicen que todos llevamos un niño dentro...
¡Pues para ese niño/a!

  
Una tarta que cambia de color según la luz... (como el mar)


¿Quién quiere un trocito?


Sara, acabo de leer la entrada anterior y quiero decirte que voy a cambiar la clave del blog ....jeje! (es broma).
El mejor regalo que puedo tener es tener una hija como tú y quiero darte las gracias por ser como eres y espero que no cambies nunca.
¡Ahora a comer un trocito de tarta!
  

2 comentarios:

  1. Como me ha dado envidia el comentario de Sara, yo también quiero dedicarte otro, eso sí, algo menos extenso.
    En primer lugar felicidades por esos 50 que inexorablemente te han caído y que ni mucho menos aparentas.
    Lástima que te toque trabajar en este día tan especial para nosotros y por si fuera poco haciendo un día de perros con mala mar y lluvia incluída (para que luego digan que no llueve en Almería), pero bueno, no te preocupes que otro día lo celebraremos como tú te mereces.
    Quiero agradecerte lo creativa que eres cuando cruzas el umbral de la cocina, pues cada día me sorprendes con algo nuevo y original, encomendándome a mí el durísimo trabajo de probar todos y cada uno de tus platos (Ufffffff), y sobre todo y lo más importante es darte las gracias una vez más por ser como eres. No cambies, que aunque te enfades cuando algo no sale como tú esperabas, en el fondo eres una persona con un gran corazón.
    FELICIDADES a esa gran mujer, a esa gran madre y sobre todo a esa grandísima persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hoy estoy engordando más con los comentarios que si me hubiese comido las dos tartas juntas!
      GRACIASSSS

      Eliminar