miércoles, 10 de julio de 2013

CUPCAKES DE NESQUIK DE FRESA


Llevaba un tiempo pensando en hacer los ya famosos cupcakes de Nesquik de fresa y que desde el año 2011 conservaba  la receta como oro en paño y que mejor ocasión que esta!  porque necesitaba que el ingrediente además de dulce (como un bebé), fuese rosa (como era el deseo de su papá, que para eso es una princesita!).
Bienvenida a este mundo Gabriela y por supuesto enhorabuena a sus felices papás!.

INGREDIENTES:
- 220 gr de harina de trigo
- 2 cucharaditas (rasas) de levadura Royal
- 220 gr de azúcar
- 2 huevos
- 115 gr de mantequilla sin sal (consistencia pomada)
- 120 ml de leche de soja (vale otra)
- 4 cucharadas soperas de Nesquik de fresa
- Colorante rojo (opcional)
- Cápsulas de papel.


INGREDIENTES PARA LA DECORACIÓN:
- Fondant de varios colores: blanco, color piel  y rosa.
- 1 cucharadita de CMC  por cada 250 gr de fondant  (nos va a servir para endurecer la figurita del bebé)
- 1 molde de silicona (bebé)
- cortadores y estecas para fondant
- colorante en polvo rosa (para dar color a los mofletillos) y pincel.


ASÍ SE HACE:
En primer lugar vamos a hacer la figurita del bebé (no he empezado y ya estoy deseando ver como queda!).
Yo he mezclado dos tonos de fondant: el rosa y el de color piel porque quedaba un poco paliducho y quería que tuviese un aspecto saludable mi bebé, jijiji! (y eso que hoy no hay Levante).
Le añadimos el CMC y amasamos muy bien para que se integre en el fondant.


Rellenamos el molde y pasamos el rodillo sobre este para que el fondant llegue a todos los "huequecitos" del molde.


Con ayuda de una esteca vamos quitando todo el fondant de alrededor y 


metemos el molde en la nevera durante 20 minutos.


PARA LA MASA DE LOS CUPCAKES:
Diluimos el Nesquik en la leche y reservamos (podemos añadir un poco de colorante rojo o rosa).


Precalentamos el horno a 180º C y en posición arriba y abajo.
En un bol tamizamos la harina junto a la levadura.
En otro bol batimos la mantequilla junto al azúcar hasta que estén bien integradas y añadimos los huevos de uno en uno y sin parar de batir.


Incorporamos el vaso de Nesquik que teníamos reservado y añadimos la harina poco a poco y sin dejar de batir hasta que se haga una mezcla homogénea.


Rellenamos las cápsulas de papel y las metemos en una bandeja metálica para que no pierdan la forma.
Ponemos sobre la bandeja de horno y horneamos a la misma temperatura del precalentado durante 18 ó 20 minutos.


Mientras se hornean...yo no podía esperar más y he sacado al bebé para ver como quedaba!.
Si parece de verdad, jejejej! voy a ponerle ahora mismo un pañal y una mantita para que no pase frío... (es un decir en esta Almería de mis amores!).


Uf! que casi se me queman con la emoción del bebé!.
Es broma, ahora las dejamos reposar en la bandeja durante 5 minutos y luego las ponemos sobre una rejilla metálica para que acaben de enfriarse.


¡Y seguimos con la canastilla de la bebita!


Decoramos en tonos rosas y blancos como no podía ser de otra manera y le ponemos la mantita.


Chssss! que está dormida!



¡BIENVENIDA AL MUNDO GABRIELA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario