viernes, 22 de noviembre de 2013

BOMBONES DE NARANJA Y DE VIOLETA


Solo con ver los ingredientes que llevan estos  bombones nos podemos imaginar su exquisito sabor.
Te animo a que no queden solo en tu imaginación, son sencillos de hacer aunque parezcan complicados y cuando veas el resultado ¡Ni te lo vas a creer!

INGREDIENTES: (Para un molde de 15 bombones)

- 150 gr de chocolate especial repostería (mejor chocolate = mejores bombones)
- 100 gr de icing sugar (azúcar glas)
- 3 cucharadas soperas de licor de violeta
- 3 cucharadas soperas de Cointreau
- 50 gr de marshmallows (el color da igual porque luego las teñiremos)
- Colorantes: azul, rojo y amarillo o bien naranja y lila
- Molde de silicona para bombones.


ASÍ SE HACE:
En primer lugar fundimos 100 gr (reservamos los 50 restantes para el final) del chocolate al baño María o bien en el microondas con cuidado de que no se queme.
Con ayuda de una brocha de silicona, pincelamos los huecos del molde que tienen que quedar cubiertos por una fina capa de chocolate, metemos el molde en el frigo durante diez minutos, pasados los cuales repetimos la operación y volvemos a meter de nuevo el molde en el frigo para que se enfríe la segunda capa durante 15 minutos.


PARA LOS RELLENOS:
Como vamos a hacer dos rellenos distintos, dividimos el icing sugar en dos (25 gr), y también los marshmallows (25 gr), los ponemos en un vaso y añadimos a cada uno su licor, metemos en el micro de uno en uno para que se fundan los marshmallows y movemos bien hasta que estén completamente disueltos ( cuidado porque se queman rápido).


Añadimos los colorantes respectivos y volcamos en dos veces el icing sugar, lo mezclamos para que se integre bien y ya tenemos los rellenos preparados.


Introducimos en dos mangas el relleno (tiene que ser fuerte el plástico ya que el relleno hace bastante presión al salir porque es bastante espeso).


 Rellenamos los futuros bombones y metemos de nuevo el molde en el frigo durante otros 15 minutos.


Fundimos los 50 gr de chocolate restantes y con  ayuda de una cucharita cubrimos lo que será la base de los bombones y metemos de nuevo al frigo durante dos horas.


Desmoldamos con cuidado y ahora si que han dejado de ser "futuros" para convertirse en unos espectaculares bombones a los cuales les falta un detallito nada más y es ponerles un poco de glasa (agua o bien unas gotas del licor respectivo, icing sugar y colorante), con el color que diferencie su sabor.


Voilà!





Mi preferido ya os lo podéis imaginar pero ¿cuál es el tuyo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario