viernes, 8 de noviembre de 2013

PIZZA DE BERENJENAS CARAMELIZADAS A LA MIEL

 

Queridos navegantes, por fin llegó el finde y vamos a celebrarlo con una rica pizza casera que seguro que gustará tanto a los papás como a los peques y si encima hacen de pinches seguro que te sale aún más rica y los tendrás entretenidos por un rato ¡Grumetes rumbo a la cocina!.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS: (para la masa)
- 400 g de harina de trigo
- 100 g de sémola de trigo duro
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 10 g de levadura fresca de panadería (diluida en una cucharada de agua)
- 275 ml de agua templada.

INGREDIENTES: (para el relleno)
- 1 berenjena grande 
- Salsa de tomate frito (el suficiente para cubrir la pizza, 150 ml más o menos)
- Queso parmesano
- 2 cucharadas soperas de miel diluidas en 1 de agua templada.

- Sirope de vinagre balsámico: 
- 75 ml de vinagre balsámico de Módena
- 1 cucharada de azúcar.


 Así se hace:
Ponemos en un bol grande las dos harinas mezcladas y formamos un volcán, en el centro añadimos el azúcar, la sal, la levadura y el aceite, mezclamos con ayuda de una cuchara y agregamos el agua templada.



Amasamos con las manos (no merece la pena utilizar las varillas amasadoras) hasta formar una bola que podamos manipular sin que se nos pegue a las manos.


Tapamos la bola con un film transparente y esperamos a que fermente la masa durante 40 minutos.


Lavamos y cortamos en rodajas finitas la berenjena y las cubrimos con agua y sal durante 30 minutos.


Las escurrimos bien y secamos con papel de cocina.


Pincelamos las rodajas con la mezcla de miel y agua y reservamos.
Hacemos el sirope de Módena: (se puede comprar ya hecho)
Diluimos bien los dos ingredientes y ponemos a fuego medio sin parar de mover hasta que se reduzca.


Precalentamos el horno a 220ºC.
Una vez fermentada la masa la dividimos en dos porciones, enharinamos la superficie de trabajo y estiramos con ayuda de un rodillo dándole la forma deseada.



Colocamos la masa sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, la pinchamos con un tenedor para que no suba demasiado y la horneamos durante diez minutos más o menos.


Cuando comience a dorarse por los extremos la sacamos y la cubrimos con la salsa de tomate.


Ponemos encima del tomate la mozzarella rallada.


Cubrimos con las rodajas de berenjena y añadimos unas lascas de Parmesano.

 
Horneamos a la misma temperatura del precalentado durante unos 10 minutos y una vez fuera le ponemos por encima el sirope de Módena al gusto.


Una delicia para el paladar por el contraste de sabores y por la textura de su base finita y crujiente.



Prueba a cubrirla con otros ingredientes, pero si te gusta la berenjena te aconsejo que pruebes esta receta.

2 comentarios:

  1. La haré seguro. Tiene que estar deliciosa!
    Gracias por compartir a receta =)

    ResponderEliminar
  2. Isthar, gracias a ti!
    yo siempre utilizo esta masa y voy cambiando de rellenos, si no os gusta finita y crujiente también está muy rica un poquito más gruesa, va en gustos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar