miércoles, 25 de diciembre de 2013

PALMERITAS NAVIDEÑAS


Después de la cena de Nochebuena, igual te queda en la nevera alguna lámina de masa de hojaldre, pero si no es así... tendrás que esperar a mañana para poder hacer estas palmeritas porque hoy, día de Navidad me imagino que será un poco difícil encontrar un sitio para comprarla, o sea, que un poco de paciencia y mañana seguro que es lo primero que harás, jeje!
Estas palmeritas especiadas son una delicia tanto para acompañar un té o un café en la merienda cómo para desayunar acompañadas de un chocolate bien calentito, que con los días tan desapacibles que estamos teniendo nos reconfortará bastante.
Bueno, voy a la rece que pierdo el rumbo!

INGREDIENTES: (merece la pena hacer dos láminas)
- 1 lámina de masa de hojaldre fresco (yo no tenía rectangular, pero se cortan los picos y ya está : ))
Para el sirope:
- 2 cucharadas de jengibre fresco rallado
- 150 gr de azúcar moreno
- 2 cucharadas soperas de miel de caña
- 30 ml de agua.
Para el "rebozado":
- 75 gr de azúcar blanco
- 2 cucharadas de mezcla de especias o bien mezclar muy bien:
- 2 cucharaditas de canela molida
- 1 cucharadita de jengibre molido
- 1/2  cucharadita de clavo molido
- 1/4 de cucharadita de nuez moscada
- 1/8 de cucharadita de pimienta blanca y una pizca de sal.


ASÍ SE HACE:
Calentamos en un cazo todos los ingredientes para preparar el sirope,  mezclamos y disolvemos bien.
Hervimos y dejamos que espese y se reduzca hasta la mitad, retiramos del fuego y dejamos enfriar.


Mezclamos los ingredientes del "rebozado" y lo extendemos sobre una encimera o una bandeja, colocamos encima la lámina de hojaldre y presionamos bien para que se adhiera el azúcar, cubrimos con el almíbar (frío) y enrollamos hacía el centro la mitad inferior y hacemos lo mismo con la otra mitad hasta que se junten en el centro.
Envolvemos en film como si fuese un caramelo y lo metemos en el congelador dos o tres horas.
 
Precalentamos el horno a 180ºC.
Sacamos del congelador y cortamos en rodajas no muy gruesas y las vamos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel parafinado (o bandeja de silicona), dejando el suficiente espacio entre ellas para que al subir la masa no se junten.


Las horneamos durante diez minutos y con cuidado les damos la vuelta con ayuda de una espátula y volvemos a hornear otros diez minutos.
Sacamos la bandeja del horno y dejamos que reposen en la bandeja 5 minutos, luego las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen del todo.

 
Y ahora... a preparar un té calentito!



¡FELIZ NAVIDAD!


No hay comentarios:

Publicar un comentario