domingo, 30 de marzo de 2014

DONUTS


Por fin publico la receta que llevo preparando desde hace unos días, la "culpa" la tiene mi compañero de trabajo Angel Salvador, que además comparte conmigo afición por la repostería, aunque él por supuesto de manera más profesional que la mía, no en vano fue su profesión y su negocio durante algunos años y antes de que decidiese cambiar los fogones y las mangas pasteleras por el traje de neopreno y la vida marina.
Hace unos días me regaló un cortador de donuts que él utilizaba en su pastelería y nada más tenerlo en mis manos empecé a indagar en la red a ver que receta podría hacer para probar mi nuevo cortador y para sorpresa mía... encontré tropecientas! ahora me tocaba elegir cual de ellas sería la "afortunada", la primera  no acabó de gustarme porque se me quedaron un poco bajos, la segunda... demasiado duros, quizás la culpa fue mía porque ya sabemos todas-os que hay veces que seguimos una receta al pie de la letra y al final no sale, pues yo con lo cabezona que soy... tenía que encontrar una para mi cortador!
Al final fui mezclando lo que me gustaba de una o de otra y así es como he hecho estos donuts y por supuesto que voy a seguir probando con otras cantidades e ingredientes, ¡En busca del donut perfecto!
Ángel, muchas gracias por el cortador y espero que pruebes esta receta para que me des tu veredicto.
Parece complicado, pero no lo es y digo lo de siempre que es más difícil la explicación del paso a paso que la elaboración, ¿Te animas a hacerlos? ¡Pues a toda máquina a navegar a la cocina!


INGREDIENTES: (Para el poolish o masa madre)
- 140 gr de harina de trigo (proteína entre 10-11%)
- 90 ml de agua mineral templada
- 3 gr de levadura fresca.

ASÍ SE HACE:
En primer lugar vamos a elaborar el poolish.
  1. Ponemos la harina en un bol, disolvemos la levadura en el agua un poco tibia y se la añadimos a la harina.
  2. Mezclamos hasta formar una especie de papilla.
  3. Cubrimos el bol con film y lo ponemos en un sitio al resguardo de corrientes de aire (yo lo meto dentro del micro o del horno apagados claro! y con la puerta cerrada y lo dejamos que leve durante una hora y media).
INGREDIENTES: (Para la masa, salen 14 unidades)
- 150 gr de harina de trigo (con proteína entre 10-11%) 
- 20 gr de levadura fresca
- 40 gr de azúcar + 10 gr de Azúcar invertido
- 1 cucharadita pequeña de sal
- 40 gr de mantequilla (consistencia pomada)
- 4 yemas de huevo (con las claras podemos hacer unos merengues o lo que se te ocurra, no tirar!)
- 15 ml de leche de soja (o no) 
- Ralladura de naranja y las semillitas del interior de 7 semillas de cardamomo
- Un pellizco de sal (la sal acentúa el sabor dulce)
Ah! y abundante aceite de girasol para freír.




ELABORACIÓN DE LA MASA:
  1. Calentamos la leche y añadimos las semillas de cardamomo, una vez infusionadas durante 5 minutos la colamos.
  2. Disolvemos la levadura en la leche.
  3. Ponemos en un bol la masa madre o poolish, añadimos la harina y la leche con la levadura disuelta y mezclamos (yo he utilizado las varillas amasadoras pero os aconsejo cubrir el bol si no queréis acabar enharinados como a mi me ha pasado, jeje!).
  4. Incorporamos los dos tipos de azúcar y seguimos mezclando.
  5. Agregamos las yemas de huevo junto a un pellizco de sal, la ralladura de naranja y la mantequilla y seguimos amasando con las varillas (se puede amasar con las manos, pero la verdad que resulta un poco pegajosa esta masa).
  6. Enharinamos otro recipiente, ponemos dentro la bola de masa y la tapamos con film, lo ponemos dentro del micro (o de cualquier armario), y lo dejamos levar durante otra hora y media.

Enharinamos la superficie de trabajo y nuestras manos (se nos pegará un poco) y aplanamos la bola, podemos agregar un pelín más de harina si vemos que es demasiado pegajosa para manipular, estiramos un poco y damos un grosor de poco más de 1 cm con el rodillo.


Y ¡ahora sí! a estrenar el super cortador de donuts que me ha regalado mi compañero de trabajo, gracias de nuevo Ángel, ya sabes que soy una adicta a los cortadores de repostería y si son con solera más aún, con este desde luego los donuts han quedado de tamaño perfecto y ya estoy deseando de darle otra utilidad... quizás con rosquillas!
Cubrimos una bandeja con papel de horno y vamos poniendo los donuts dejando espacio entre ellos (más del que yo dejé, pues casi se me pegan).
Colocamos la bandeja cubierta con film en un sitio sin corrientes y cálido para que leve de nuevo la masa durante 1 hora.
Mientras esperamos, podemos preparar la glasa.
INGREDIENTES PARA LA GLASA DE AZÚCAR: (podemos añadir colorantes y aromas a nuestro gusto).
- 150 gr de azúcar glas + 3 cucharadas de agua (Añadir más o menos agua según se desee la consistencia, en mi caso quería pincelar los donuts y que no me quedasen demasiado azucarados, lo dejo a tu elección).


¡Olé, mi cortador!


Una vez levados (para hacer la foto, los corté antes) cortamos con la tijera la base de cada donuts y así a la hora de echarlos a la sartén no se deformarán. 


¡Ahora sí que están listos para freír! 


Calentamos abundante aceite y con mucho cuidado de que no nos salpique, jeje! (por experiencia), vamos echando los donuts con papel incluido a la sartén, veremos que enseguida se despega el papel y lo quitamos.
Yo he utilizado para darles la vuelta unos palillos de madera, no poner el aceite demasiado fuerte y en el momento que estén dorados (yo los frio de tres en tres como mucho), los sacamos, ponemos sobre papel de cocina y los dejamos templar antes de glasearlos.


Reconozco que no he aguantado la tentación y uno ha caído directamente sin glasear!


Pincelamos con la glasa un par de veces y... ¡LISTOS!


Con esta cantidad de masa me han salido 14 donuts y he pensado en separar la mitad para el desayuno y la otra mitad para la merienda... si llegan! 





Los destinados a la merienda los he vestido de color rosa y con corazones, ahí me sale el lado cursi!



Y ahora si gustáis, yo voy a desayunar antes de que se enfríe el café!


¡Súper esponjosos!


No esperes el mismo sabor que tienen los comerciales pero te aseguro que salen riquísimos y además caseros!


AZÚCAR INVERTIDO CASERO



INGREDIENTES:
- 350 gr de azúcar blanco
- 150 ml de agua mineral sin gas
- 1 pareja de sobres leudantes marca Hacendado (o no): 1 blanco que contiene los acidulantes (ácido málico y tartárico) y otro morado que contiene el gasificante (bicarbonato sódico).


ELABORACIÓN:
Calentamos el agua junto al azúcar y mezclamos hasta su completa disolución, agregamos el contenido del sobre blanco (los acidulantes) y en el momento que empiece a hervir lo retiramos del fuego, dejamos templar un poco y añadimos el contenido del sobre morado (gasificante), mezclamos bien y observaremos que se produce una efervescencia que rápidamente desaparecerá, cuando esté templado lo ponemos en un frasco o botella y ya tenemos listo nuestro azúcar invertido (este jarabe aporta un 30% más de dulzor que el azúcar) para usar en repostería, helados, masas fermentadas, postres, etc. 






Lo dejamos enfriar y lo guardamos en tarros de cristal esterilizados.



¡Listo para utilizar!
Nuestros bizcochos quedarán más jugosos si sustituimos el 20% del azúcar que lleve la receta por azúcar invertido, nuestros helados ganarán en cremosidad si sustituimos el 25% por azúcar invertido debido a que éste evita la cristalización de los ingredientes y nuestra masa fermentada levará antes si sustituimos con azúcar invertido un 50% de la cantidad total de azúcar que lleve la receta.

sábado, 29 de marzo de 2014

QUICHE DE MORCILLA



Una cena rápida, sin complicaciones y con poquísimos ingredientes para que la pereza no sea la disculpa, y si no tenemos morcilla o no nos gusta podemos cambiar el relleno por cualquier otro ingrediente: atún, espinacas, jamón y queso, etc.

INGREDIENTES:
- 1 lámina de masa brisa
- 400 gr de morcilla fresca
- 1 cebolleta
- 1 manzana Golden
- 3 huevos
- 200 ml de preparado de soja para cocinar (o de nata)
- Pimienta molida y sal.


ASÍ SE HACE:
Pelamos y cortamos la cebolleta en cuadritos y la rehogamos a fuego lento en un poco de aceite.



En otra sartén rehogamos la morcilla y  le añadimos la manzana (reservamos un trocito para decorar al final) cortada en cubos.



Mientras se rehogan, precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos con un poco de aceite el molde que vamos a utilizar.


Cubrimos el molde con la masa brisa y la pinchamos con ayuda de un tenedor (para que no suba la masa).
Metemos al horno durante 10 minutos más o menos para que coja color (se puede cubrir con papel de horno y poner encima unos garbanzos para que hagan de peso, yo casi nunca utilizo esta técnica y me queda igualmente bien la base).


Colamos la cebolla para quitar el exceso de aceite y se la añadimos a la mezcla de morcilla y manzana.


Salpimentamos y batimos los huevos.


Añadimos el preparado de soja y por último, agregamos la mezcla de morcilla.



Vertemos la mezcla encima de la masa (ya horneada) y volvemos a meter al horno durante 30 minutos o hasta que veamos que se doran los bordes y al pinchar con un palillo en el centro, este sale seco.


Y como deco... le he puesto una flor de manzana, ¡que para eso es Primavera!


Templada o fría está deliciosa, lo que la hace perfecta para llevar al campo o a la playa. 



¿Quién quiere un trocito de esta aromática quiche?



jueves, 27 de marzo de 2014

MARIPOSAS SALADAS


Mariposas de masa quebrada rellenas de atún y tomate ¡tan ricas que volarán de la mesa!
En la entrada anterior os comentaba que no solamente utilizaba mis cortapastas en recetas dulces. Hoy os voy a mostrar algunas de las recetas saladas en las que los utilizo y así con las mismas recetas de siempre le damos un toque divertido a nuestra mesa a la vez que damos una utilidad diferente a nuestros cortadores favoritos de repostería.
                                                                                                        

Tartaletas de masa quebrada rellenar al gusto y cubrir con la figura elegida, pintar con yema de huevo y hornear!


Mariposas de  masa quebrada con sésamo, riquísimas para dipear con cualquier crema por ejemplo: hummus.

Otras veces utilizo los cortadores de corazones, otras los de flores, otras los de peces...
¡Ya me cuentas los que has elegido tú y en que recetas saladas vas a utilizarlos! 
 ¡Imaginación al poder! 

martes, 25 de marzo de 2014

CUPCAKES DE MENTA Y LIMÓN



La primavera llegó y como por arte de magia vemos que todo a nuestro alrededor va cambiando de color, el paisaje se ilumina con colores nuevos y no solamente por las flores que nos alegran la vista, también es la época donde los animales buscan su pareja para formar una familia, ayer mismo tuve la inmensa suerte de ver a un grupo de delfines mostrando a las hembras lo que eran capaces de hacer con la proeza de sus saltos ¡todo un espectáculo!
Cuidemos la naturaleza y los animales porque ellos nos cuidan a nosotros. Cada animal, cada planta y cada persona formamos un pequeño eslabón de la gran cadena que es la vida.
Hoy, cuando me puse a hornear estos cupcakes y bizcochitos no tenía muy clara la decoración que iba a ponerles pero después del espectáculo de ayer he decidido que tenía que ser un homenaje para dar la bienvenida a la primavera.
Cambiamos el rumbo y... ¡a navegar!

INGREDIENTES: (para la masa)
- 3 huevos
- 100 ml de aceite de oliva suave
- 125 ml de Laimon Fresh ( refresco con sabor a lima limón y menta con burbujas)
- 200 gr de harina
- 200 gr de azúcar
- 1 sobre de levadura Royal
- Ralladura de limón.


INGREDIENTES BUTTERCREAM:
- 100 g de icing sugar (o azúcar glass) tamizada
- 60 g de mantequilla sin sal (consistencia pomada)
- Colorante en gel y esencia (opcional)
- Fondant blanco y amarillo.


ASÍ SE HACE: (la masa)
Tamizamos la harina junto a la levadura y rallamos la piel del limón muy bien lavada.

  1. Mezclamos el azúcar con los huevos y batimos hasta que blanquee la mezcla.
  2. Añadimos el aceite poco a poco y sin parar de batir (como si hiciésemos una mayonesa).
  3. Incorporamos el Lemon Fresh y... seguimos mezclando.
  4. Agregamos la mezcla de harina tamizada poco a poco para que se integre bien y obtener una crema sin grumos.
  5. Por último añadimos la ralladura de limón.

Precalentamos el horno a 180ºC.
Llenamos los 2/3 de la capacidad de los moldes elegidos (yo he utilizado cápsulas de papel y molde de silicona para bizcochitos).
Las cápsulas de papel las metemos dentro de una bandeja especial para hornear magdalenas y el molde de silicona lo ponemos directamente sobre la bandeja del horno.
Horneamos durante unos 20 minutos (dependerá del molde, vigilar que no se nos quemen y antes de sacarlos hacer la prueba del palillo pinchando en el centro y tiene que salir seco).
Una vez fuera del horno ponemos la bandeja de cupcakes sobre una rejilla, dejamos enfriar hasta que podamos manipularlos y luego los retiramos del molde y los volvemos a poner sobre la rejilla para que circule el aire y no se queden húmedos por la base y acaben de enfriarse antes de decorarlos.
¡Podemos aprovechar el tiempo de horneado para hacer la "deco" de fondant!




Preparamos el buttercream:
Con ayuda de las varillas eléctricas (dobles a ser posible) batimos la mantequilla con el icing sugar (o azúcar glass) durante 1 minuto a baja potencia (para no poner la cocina toda blanca) y una vez bien mezclados los ingredientes seguimos batiendo durante 4 o 5 minutos más a velocidad máxima hasta que el azúcar esté bien integrada con la mantequilla, añadimos el colorante y unas gotas de esencia o aroma (opcional) y batimos de nuevo para mezclar bien los colores.
 

Ponemos la boquilla de nuestra elección (233 de Wilton la mía) en la manga pastelera, la llenamos con el buttercrem  y ya podemos ponernos a... decorar! (lo que me gustaaa!).
Ya sabéis que soy adicta a los cortadores de galletas pero... lo que no sabéis es que no solo los utilizo en recetas dulces y pronto os mostraré cuales son esas otras utilidades.
Esta receta hace tiempo que es habitual en mi cocina pero la hago con refresco de Coca-Cola (foto de abajo) y hoy simplemente sustituí dicho refresco por el Laimon Fresh, puedes ponerle cualquier refresco con burbujas que se te antoje y con Fanta sale riquísima también!


¿Hay algo más primaveral que unas mariposas aleteando entre la hierba cubierta de flores?


Los bizcochitos los dejé sin buttercream ¡para todos los gustos!





¡Viva la primavera!

"Los otros"... Cupcakes de Coca-Cola con glasa de chocolate y ron!


Y tú, ¿qué refresco vas a utilizar?