martes, 24 de junio de 2014

CUPCAKES MÁGICOS DE FLAN ROYAL


He bautizado estos cupcakes con este nombre porque además de elaborarlos para la noche más corta y mágica del año (noche de San Juan), he querido también darles un toque algo canalla y los he coronado con algunos Peta Zetas (esos caramelitos que explotan al mojarse, o sea, dentro de la boca) con la consiguiente sorpresa de quién le esté "hincando el diente" jiji!!!

INGREDIENTES PARA LA MASA: (salen 20 cupcakes)
- 100 ml de aceite de girasol 
- 150 ml de leche de soja (o no)
- 3 huevos "L"
- 150 gr de azúcar (puedes poner un poco menos porque salen bastante dulces :))
- 1 sobre de flan Royal (8 raciones)
- 200 gr de harina de repostería (yo fiel a Allinson, self-raising flour)
- 1 sobre de levadura Royal (no importa que este harina lleve agentes impulsores).


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:
- Crema pastelera (yo he utilizado este preparado de Royal al que sólo hay que añadir leche, pero puedes hacerla casera también)) 
- Frutas confitadas variadas
- Peta Zetas (si quieres sorprender a alguien)
Si no te gusta la fruta confitada puedes poner un poco de azúcar encima de la crema y quemar con el soplete de cocina (foto más abajo).


ASÍ SE HACE:
Comenzaremos tamizando la harina junto a la levadura.

  1. Ponemos en un bol los huevos junto al azúcar.
  2. Con ayuda de las varillas metálicas batimos hasta que la mezcla comience a blanquear.
  3. Añadimos el aceite poco a poco y sin dejar de batir.
  4. Calentamos la leche, le añadimos el sobre de flan y mezclamos hasta que esté completamente disuelto.
  5. Incorporamos el flan a la mezcla del bol y batimos.
  6. Agregamos la harina de cucharada en cucharada y sin parar de batir para que se integre bien.

Precalentamos el horno a 180ºC y en posición arriba y abajo.
Con ayuda de una cuchara grande (de servir helados la mía), llenamos con 2/3 de su capacidad  las cápsulas de papel con la masa  y las colocamos en la bandeja metálica para hacer magdalenas.
Yo he utilizado dos tamaños de cápsulas y de bandejas.
Colocamos la bandeja directamente sobre la rejilla del horno y horneamos durante 15 minutos más o menos.
Antes de sacar la bandeja del horno, pinchamos con un palillo en el centro del cupcake (tiene que salir seco). 
Mientras se hornean, preparamos la crema pastelera para que le de tiempo a enfriarse.






Una vez fuera del horno, dejamos reposar en la bandeja 5 minutos y luego los pasamos a una rejilla metálica para que acaben de enfriarse.


Y ahora... ¡ A decorarlos a nuestro gusto e imaginación!






Ya me estoy partiendo de risa con sólo imaginarme la cara que va a poner quién  le de el primer mordisquito...



Por supuesto para una noche mágica no deben de faltar los rituales y uno de los míos es el de quemar Copal que se lleva las malas vibraciones y purifica tu casa, esta aromática resina ya era utilizada por los mayas en sus ceremonias espirituales.




Delicioso, esponjoso y suave ¿ te vas a resistir a no hacerlo?
Prueba a decorar unos cuantos con un poco de  crema pastelera y azúcar que quemaremos con un soplete de cocina y unos cuantos piñones para rizar el rizo.
¡Ahora sí que no podrás resistirte!





No hay comentarios:

Publicar un comentario