sábado, 22 de noviembre de 2014

BRAZO DE GITANO DE FRAMBUESA Y PISTACHOS


Una receta rápida y fácil para la merienda del domingo. Después de una larga semana de trabajo nos merecemos un caprichito ¿verdad que sí? 
Si te gustan las sobremesas largas y en buena compañía aquí te dejo una receta que seguro que vas a repetir en más de una ocasión. 
Otra combinación estupenda de sabores: chocolate-naranja ¡Tú eliges!

INGREDIENTES:
- 4 huevos
- 30 ml de leche de soja u otra
- 40 gr de mantequilla (fundida)
- 50 gr de azúcar + 1 cucharada
- 100 gr de harina para elaborar bizcochos
- 1 cucharadita de pasta de frambuesa
- 1 cucharadita de pasta de pistacho
- Colorantes en pasta o en gel
Para el relleno: mermelada de frambuesa (yo la paso por un colador para quitar las semillas).
Sugerencia para la decoración: 
Buttercream, pistachos sin la piel y machacados y alguna frambuesa.


ASÍ DE FÁCIL:

1. Separar las yemas de las claras. Batir las yemas junto al azúcar (50 gr).
2. Añadir la leche junto a la mantequilla (fundida y fría), mezclar bien.
3 y 4. Incorporar la harina y mezclar hasta obtener una crema lisa y sin grumos (reservar).


1. Con ayuda de las varillas eléctricas montamos las claras a punto de nieve y añadimos el azúcar (1 cucharada sopera).
2. Una vez bien integrada el azúcar, incorporamos (con cuidado para que no se baje la masa) el merengue a la crema de huevo y harina que hemos reservado.
3. Dividimos en dos partes y agregamos a cada una la cucharadita de pasta de pistacho y de frambuesa respectivamente.
4. Teñimos cada masa con su color y vertemos cada una en una manga pastelera.


Precalentar el horno a 200 ºC.
Con las dos masas dibujamos (intercalando los dos colores) rayas diagonales sobre la bandeja de silicona (yo he utilizado una de 27x37 cm) o sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
Horneamos durante 10 minutos.


Una vez fuera del horno, dejamos enfriar, rellenamos con la mermelada y enrollamos comenzando por la parte mas corta.
Envolvemos en film y reservamos en la nevera hasta la hora de servirlo.


Sugerencia de presentación: Cortar en rodajas y coronar con una flor de buttercream y un pistacho.





Hoy no ha querido salir en las fotos la taza de té pero te aseguro que está por ahí escondida.
¡Buen fin de semana!


viernes, 14 de noviembre de 2014

ROLLITOS DE ALMENDRA Y PASTA DE DÁTILES


Surcando de nuevo las olas de la repostería árabe, me he encontrado con un tesoro que de verdad merece la pena probar, ya sé que soy un poco (bastante) repetitiva, pero cada vez que hago una receta y sale rica... pues me gusta compartirlo y así vosotros también podéis disfrutar de ella, además, después de probar estos rollitos de almendra, creo que en Navidad van a acompañarnos en más de una sobremesa junto al  Yasmine que ya publiqué.
Aprovechando que llega el finde, te invito a que pruebes la receta.
¿Navegamos un poco?  ¡Rumbo a la cocina!

Ingredientes:
- 125 gr de almendra molida
- 125 gr de azúcar glass
- 15 gr de mantequilla sin sal 
- 1 y 1/2 cucharaditas de agua de azahar (1 para la pasta de almendra y 1/2 para la pasta de dátiles)
- Sirope: 50 gr de azúcar + 50 ml de agua : Calentar hasta que se disuelva el azúcar y espese un poco (dejar enfriar antes de utilizarlo). 
- 150 gr de pasta de dátiles* (se puede comprar ya elaborada también)
- Sésamo
- Colorantes en pasta (opcional).


* Pasta de dátiles:
- 150 gr de dátiles sin hueso
- 15 gr de mantequilla
- 1/2 cucharadita de agua de azahar
- 75 ml de agua
- Cardamomo en polvo o canela molida (opcional).
Así de fácil:
Cortar los dátiles en cubitos.
Calentar el agua en un cazo y agregar la mantequilla.
Cuando comience a hervir añadir los dátiles y dejar cocer durante 5 minutos.
Retirar del fuego y colar (si ha quedado líquido).
Aromatizar con el agua de azahar (y una pizca de cardamomo y de canela).
Machacar bien con un tenedor hasta formar una pasta.


Elaboración de la masa de almendra:
  1. Ponemos el azúcar glas (tamizada) en un bol.
  2. Añadimos la almendra molida (tamizada también) y mezclamos.
  3. Agregamos la cucharadita de agua de azahar.
  4. Y por último, añadimos dos cucharadas del sirope que hemos reservado (podemos añadir más en muy pequeñas dosis, hasta logra una masa elástica y que no se nos pegue), mezclamos muy bien amasando con las manos y dividimos en tantas porciones cómo colores queramos hacer (sí has elegido la opción de colorear la pasta).

    Con ayuda del rodillo de fondant (para que no se pegue), estiramos la pasta de almendra formando un rectángulo.

      Cubrimos toda la superficie con la pasta de dátiles bien extendida con una espátula o cuchillo.
      Enrollamos sobre sí mismo (empezando por la parte más ancha).
      Pincelamos con un poco de sirope (hará de pegamento), y lo rebozamos con las semillas de sésamo.
      Cubrimos el rollo con film y lo dejamos enfriar en la nevera durante 1 hora.
      Repetimos la operación con la otra porción de masa.





      Sacamos los dos rollos de la nevera y los cortamos a modo de sushi (del grosor de 1 dedo más o menos).


      Bueno, a éstas alturas de la sesión de fotos, tengo que reconocer que ya han caído dos de éstos, jeje!!




      Os dejo con un delicioso té de menta y mi deseo de que paséis un feliz finde.


      miércoles, 12 de noviembre de 2014

      TARTA DE HOJALDRE CON GORGONZOLA Y PERAS


      ¿Te gusta combinar y mezclar sabores y texturas? Si la respuesta es SÍ!! puedes seguir leyendo, jaja!!  En menos de media hora (incluido el tiempo de horneado), tendrás lista una cena o un aperitivo (puedes hacer las tartitas individuales) de lujo total, a la vez que rápido, sencillo y no excesivamente caro, ya sé que lleva muchos ingredientes, pero en poca cantidad, por lo cual tendremos para muchas recetas más.
      ¿Qué tal el aperitivo del finde, con unas peras rellenas de gorgonzola cortadas en cuartos y envueltas con una lonchita de jamón? bueno, me dejo de sugerencias y ponemos rumbo a la receta! 

      INGREDIENTES:
      - 1 lámina de hojaldre rectangular
      - 1 o 2 peras (dependiendo del tamaño)
      - 75 gr de queso Gorgonzola
      - 75 gr de almendra molida
      - 30 gr de azúcar
      - 1 yema de huevo (para pincelar)
      - Miel
      - Pistachos tostados y sin piel (opcional).


      ASÍ DE SENCILLO:
       Precalentamos el horno a 200ºC.

      1. Mezclamos las almendras molidas junto al azúcar y añadimos dos o tres cucharadas de agua hasta formar una especie de migas.
      2. Lavamos la pera y la cortamos en láminas finas (sin pelar).
      3. Cortamos en daditos el Gorgonzola y la pera en láminas finas.
      4. Con un cuchillo marcamos (sin llegar a cortar) un rectángulo más pequeño en el interior de la lámina (mejor ver la foto de abajo), doblamos los bordes hacia adentro sin presionar mucho y con ayuda de un tenedor pinchamos sólo la base.
      5. Repartimos por toda la base la mezcla de almendras y azúcar.
      6. Colocamos encima las láminas de pera.
      7. Regamos con un poco de miel y agregamos los daditos de queso.
      8. Batimos la yema, añadimos una cucharada de agua y pincelamos sólo los bordes.
      9. Horneamos a la misma temperatura del precalentado durante 20 minutos (dependerá del horno).













      ¡Hoy, la hora de la cena se va a adelantar!




      ¿Espolvoreamos con unos pistachos machacados?
      ¡Irresistible de verdad, no dejes de hacerla!


      miércoles, 5 de noviembre de 2014

      TARTA DE FONDANT "STAINED GLASS"


      La primera vez que vi una tarta decorada con la técnica "stained glass" me quedé maravillada y me la apunté mentalmente como pendiente para hacer en el momento que tuviese ocasión, y qué mejor ocasión que ésta, el cumpleaños de la sombra de mi sombra (ya sabéis a quién me refiero porque en otra ocasión dije lo mismo), efectivamente es mi tarta de cumpleaños! Lo siento por el dicho ese de que en casa de herrero cuchillo de palo, porque aquí en la mía no se cumple nunca.
      La elaboración de la tarta es super sencilla pero es cierto que para hacerla se necesita algo más que los ingredientes y es tiempo, paciencia y un pulso de cirujano (no es mi caso porque cuanto más empeño pongo para que no me tiemble, me ocurre todo lo contrario, jiji), además ya lo sabéis por otras veces que el dibujo no es mi fuerte, o mejor dicho... dibujo igual que una niña de dos años, o sea, que otra dificultad añadida si quería hacer una tarta decorada con esta técnica, pues necesitaba que alguien me hiciese un dibujo con los motivos (marinos por supuesto) que yo quería para mi tarta y vi el cielo abierto cuando hace unos días me tocó trabajar con un compañero que dibuja y pinta super bien, cuando le dije la idea que quería al día siguiente ya me trajo dos dibujos (uno de ellos queda pendiente para otra tarta que haré) ¡Gracias Juanmi, eres un artista!. Lástima que con mis nervios he estropeado un poco el diseño, pero al final la tarta estaba muy rica, menos mal!!
      ¡Ahora sí, a navegar a la cocina sin perder tiempo!


      INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO: (molde redondo de 18 cm).
      - 200 gr de azúcar
      - 200 gr de mantequilla sin sal (consistencia pomada)
      - 250 gr de harina de trigo
      - 8 gr de levadura Royal 
      - 4 huevos
      - 2 cucharaditas de aroma de lima- limón (u otro a tu gusto)
      - Colorantes (optativo).


      INGREDIENTES:
      - Relleno: Crema de limón y lima (lemond & lime curd).
      - Almíbar:
      - 150 ml de agua
      - 60 gr de azúcar
      - 1 cucharada de aroma de lima-limón.
      Calentar hasta que el azúcar se disuelva por completo, dejamos enfríar y metemos en un biberón.
      - Buttercream: 
      - 75 gr de mantequilla (consistencia pomada)
      - 175 gr de icing sugar o de azúcar glass
      - 4 cucharadas de crema de limón.
      Mezclar con ayuda de las varillas eléctricas durante cinco minutos hasta obtener una crema parecida a una mousse.
      Para decorar:
      - 250 gr de fondant de color blanco
      - Piping gel
      - Colorantes en pasta o en gel
      - Biberón o manga pastelera y boquilla nº 1,5 (yo he utilizado una del nº 2, pero la próxima vez utilizaré la otra más fina)
      - Pinceles de pelo natural (los otros rallan el fondant)
      - Rodillo y alisador de fondant
      - 1 rotulador de tinta comestible.


      Preparamos el molde: lo enmantequillamos, enharinamos y sacudimos boca abajo para quitar el sobrante de harina.

      Así preparamos el bizcocho:
       Precalentar el horno a 160 ºC.
      Tamizar la harina junto a la levadura y reservar.

      1. Batir la mantequilla y añadir el azúcar, mezclar bien hasta obtener una mezcla suave.
      2. Añadir los huevos de 1 en 1 sin parar de batir hasta que estén bien integrados.
      3. Incorporar el aroma o esencia y agregar la harina poco a poco (en tres o cuatro veces).
      4. Podemos añadir un poco de colorante  (yo lo he coloreado un poco de verde lima).
      5. Verter la masa en el molde y hornear durante 70 minutos aproximadamente (antes de sacarlo del horno, pinchar en el centro con una brocheta de madera, tendrá que salir seca sin masa pegada).
      6. Una vez fuera del horno, dejar reposar durante diez minutos, desmoldar sobre una rejilla y dejar que se enfríe totalmente.
      7. Envolver en film y guardar hasta el día siguiente.

      Cortar por la mitad el bizcocho (mejor con una lira) y bañar con el almíbar.
      Cubrir con el relleno y tapar con la otra mitad del bizcocho.



      Con ayuda de una espátula cubrir toda la superficie con el buttercream (esto nos ayudará a pegar el fondant al bizcocho y a que quede más lisa la superficie) y reservar en la nevera.
      Podemos dar una segunda capa si queremos (yo no lo he hecho).


      Amasar el fondant y estirar con ayuda del rodillo dándole forma circular y con un grosor aproximado de 3 o 4 mm.
      Cubrir el bizcocho y con ayuda de un alisador de fondant, lo vamos pegando hacía abajo, cortamos el fondant sobrante y ¡Ya está listo para decorar!




      ¡Vamos a disfrutar un buen rato pintando y coloreando!


      Dibujamos sobre el fondant los motivos elegidos y teñimos el  piping gel con los colores que vayamos a utilizar (yo me he quedado corta con el color negro y por eso no le he dibujado más "plomada de la vidriera").
      Con ayuda de una manga pastelera o un biberón, delineamos todos los dibujos con piping gel de color negro (también puede hacerse con glasa real) y luego con ayuda de un pincel, los rellenamos con el piping gel de colores.
      Por último podemos dar unas pinceladas sobre todo el fondo con colorante (azul en este caso) diluido en ginebra o en vodka.




      Reconozco que el dibujo no es lo mío y que el pulso no me acompaña mucho en estos menesteres, jiji!!, pero como soy bastante cabezona, estoy segura de que la próxima tarta me saldrá mejor o por lo menos lo intentaré... "La repetición es la madre de la perfección" y yo pienso repetir y repetir!!


      Ahora voy a pedir un deseo y a soplar la velita, que en eso soy muy clásica yo, jajaj!!





      ¡Un brindis a la salud de todos los navegantes!