sábado, 25 de abril de 2015

GALLETAS MARINAS


Os invito a una inmersión en el dulce mar de Galletilandia, bucearemos en el rincón donde habitan en perfecta armonía los caballitos de mar, las caracolas, las estrellas y erizos de mar, los corales y un sinfín de organismos que forman el puzzle de la vida, aunque cada vez faltan más piezas en este "puzzle Universal" y otras están tan deterioradas que ya ni encajan.
Estas galletas (cortadas a modo de puzzle) son un pequeño homenaje al ecosistema marino que cubre ni más ni menos que las 2/3 partes de nuestro castigado planeta Tierra. 
Y ahora, después de prometer respetarlo y conservarlo, ya estamos preparados para sumergirnos en el mar más dulce y pacífico que te puedas imaginar ¡Dedo pulgar hacía abajo y comenzamos la inmersión!

 INGREDIENTES: (para la masa)
- 100 g de mantequilla (consistencia pomada)
- 225 g de harina tamizada ( añadir más si la textura lo requiere)
- 65 g de azúcar glas
- 1 huevo pequeño
- Colorante azul en gel o pasta
- 1 cucharadita de aroma de tu elección (yo he utilizado el aroma de chicle, ya lo sabéis por otras veces... azul=pitufo=chicle, jeje).

INGREDIENTES: (para la decoración)
- Fondant marrón y amarillo
- Agua +azúcar glas (como pegamento).
El día anterior a la elaboración de las galletas me dejo llevar por el duende de la inspiración y comienzo a "engendrar" animales marinos a diestro y siniestro, ahora sí que estoy en mi salsa!!


ELABORACIÓN: (masa)
1. Batir la mantequilla junto al azúcar glas.
2. Agregar el huevo y mezclar.
3. Añadir el aroma.
4. Incorporar 1/3 de la harina y mezclar.
5. Añadir el colorante.
6. Incorporar la harina restante en dos veces, mezclar y en esta fase ya hay que amasar a mano.

 
Dividimos la masa en tres porciones, estiramos una de ellas sobre papel de horno (una mitad) y la cubrimos con la otra mitad.
Con ayuda del rodillo y unas tablillas (o anillos), daremos a la masa el grosor de 0,5 cm.
Una vez estiradas las tres porciones (podemos colocar una plancha encima de otra) las reservamos en el frigorífico durante 1 hora.




Precalentar el horno a 180ºC.
Cortar a nuestro gusto y colocar sobre la bandeja del horno (cubierta con papel vegetal).
Hornear durante 8-10 minutos (si son pequeñas, menos y vigilar que no se doren para que no pierdan el color).
 

Una vez fuera del horno, las dejamos reposar en la bandeja durante 5 minutos y luego las pasamos a una rejilla para que acaben de enfriarse antes de decorarlas.
Para pegar el fondant a las galletas he utilizado glasa: azúcar glas+agua.
El ojo del caballito de mar es glasa de té matcha (próximamente en otra receta) y unas perlitas doradas de azúcar.
¡Llegó el momento que más me gusta!







Espero que hayáis disfrutado de la inmersión tanto como yo.
Pulgar hacia arriba ¡volvemos a superficie!


martes, 14 de abril de 2015

TARTALETAS DE ARROZ CON LECHE Y ALMENDRAS




Ríndete a su sabor y déjate mimar con esta tradicional y renovada receta de arroz con leche.
Comenzamos la semana con una dulce y mimosa receta que será la perdición de más de uno/a.


INGREDIENTES: (Para tres tartaletas individuales)
- 1 lámina de masa de hojaldre o pasta brisa (aunque en la foto es de hojaldre, al final opté mejor por la pasta brisa)
- 75 g de arroz bomba 
- 50 g de azúcar
- 375 ml de leche de almendras
- 1 ramita de canela 
- 1 trozo de piel de mandarina
- Almendras laminadas (crudas).


ASÍ DE FÁCIL:
1. En un cazo al fuego y con el agua suficiente para que lo cubra, cocer el arroz durante 5 minutos. 
2. Colar y poner junto a la leche, la piel de mandarina y la canela y cocer durante otros 10 minutos.
3. Agregar el azúcar y cocer sin dejar de mover hasta que el arroz esté tierno.
4. Retirar del fuego y dejar que se enfríe.




4. Precalentar el horno a 180ºC y cortar la pasta brisa con ayuda de los moldes de las tartaletas.
5. Pincelar con un poco de aceite los moldes y forrar con la pasta brisa.
6. Rellenar con el arroz con leche y cubrir con las almendras laminadas.
7.Colocar las tartaletas sobre una bandeja de horno y hornear durante 30 minutos más o menos (las almendras tienen que quedar doraditas).





Y como es primavera, mientras se horneaban las tartaletas... 
Me he dedicado a elaborar unas mariposas y unas flores de pasta de mazapán que les dará un toque bastante tierno y mimoso.






¡Te aseguro que no quedarán en el plato ni los adornos!


sábado, 11 de abril de 2015

HELADO DE VIOLETA Y COCO


Su textura está entre un helado y un sorbete, su sabor a violeta con un delicado toque de coco.
¡Tan delicioso que no necesita más presentación!

INGREDIENTES: 
- 1 lata de leche de coco (400 ml) conservada en el frigorífico durante 1 día (para que solidifique el coco)
- 2 cucharadas soperas de Golden Syrup*
- 1 cucharada sopera de pasta de violeta
- Caramelos de violeta (opcionales)
- Colorantes en pasta o gel (opcionales).


* El Golden Syrup (jarabe dorado) aunque de apariencia parecida a la miel, es en realidad un jarabe de azúcar parcialmente invertido (subproducto de la caña de azúcar refinada), posee un alto contenido en fructosa, por lo cual su poder edulcorante es un 25% mayor que el del azúcar blanca y al ser menos propenso a cristalizar que el jarabe de sacarosa pura, es muy utilizado en la elaboración de sorbetes, helados y repostería. Se emplea también para sustituir el jarabe de maíz.


ELABORACIÓN:
1. Ponemos en un cazo al fuego el Golden Syrup junto a la pasta de violeta y mezclamos hasta que esté completamente disuelta, retiramos del fuego y dejamos enfríar.
2.   Con ayuda de las varillas eléctricas, elaboramos la nata montada de coco.
3. Vertemos el jarabe (ya frío) sobre la nata poco a poco, añadimos los colorantes (opcionales) y mezclamos bien.  
4. Introducimos el recipiente en el congelador durante 30 minutos, sacar y volver a batir con las varillas.
 Repetir la operación 4 veces (ayudará a que resulte más cremoso el helado).
5. Vertemos en el molde de silicona (en mi caso), o puedes dejarlo en el mismo recipiente si vas a servirlo con una cuchara de helado (bolas).
Sugerencia: sacar un poco antes del congelador si has elegido el último caso.
Los bomboncitos al ser más pequeños, justo en el momento de servir para que no se derritan.







Podemos servir acompañados con algún caramelo de violeta, los más golosos lo agradecerán seguro, jeje!! 




¡Cremoso y con un aroma a violetas increíble!

miércoles, 8 de abril de 2015

PASTELITOS DE ALMENDRA RELLENOS




¡Misterio resuelto para mis amigos de Facebook! efectivamente se trata de unos pastelitos de almendra. Aunque de aspecto frágil y delicado, estos bocaditos son en realidad bastante consistentes, lo cual no quiere decir que comerás sólo uno, porque estoy segura de que su dulce y aromático corazón te enamorará desde el primer bocado. 

¡Rumbo a la receta!

 INGREDIENTES:
Pasta de almendra:
- 1 bolsita de almendras molidas (125 gr)
- 125 gr de azúcar glas
- 2 cucharaditas de agua de azahar
- 50 ml de sirope*
- Colorantes en pasta: amarillo y rojo (puedes dejarlos sin teñir también)
Relleno:
- 65 gr de galletas molidas (yo he utilizado mis preferidas por su aroma y sabor a especias: speculoos)
- 70 gr de nueces molidas
- 1 cucharada sopera de sirope*
- 1 cucharada de mantequilla fundida y fría.
*Sirope:
- 125 gr azúcar + 125 ml de agua: cocer durante 10 minutos y dejar enfriar.


ELABORACIÓN:

Preparar el sirope* y dejar enfriar.


Pasta de almendra:

1. Tamizar las almendras junto al azúcar glas
2 y 3. Añadir el aroma y los 50 ml de sirope* poco a poco.
4. Mezclar, amasar y formar una bola.
Dividir en tantas porciones como colores vayamos a hacer y teñir, envolver cada bola en papel film y reservar en el frigorífico durante media hora.



Relleno:
Mezclar todos los ingredientes y amasar hasta formar una pasta (añadir más sirope* en caso necesario).


Colocar la pasta entre dos films y con ayuda de un rodillo formar una capa de 1/2 cm de espesor más o menos.



Dividimos la pasta de almendras en dos partes (cada color por la mitad) y con ayuda del rodillo, estiramos una de ellas para hacer las bases de los pastelitos (1 cm).
El molde de silicona que utilices para hacer la tapa superior (la decorada), será el que mande la medida a utilizar. En mi caso utilicé una boquilla metálica de las grandes, tanto para cortar las bases, como el relleno.
Una vez que hemos cortado las bases y colocado encima el relleno, sólo nos queda ponerles un sombrero de flores antes de llevarlas a la mesa 😋
¡Vamos a "fabricar" el sombrero!
Damos forma de macarrón a cada una de las masas coloreadas y las trenzamos combinando los colores a nuestro gusto, una vez formada la trenza, rolamos sobre si misma para que se unan las masas (ver foto), cortamos en porciones y formamos una bola que introduciremos en el molde de silicona (espolvoreado con un poco de Maizena).




Al ser la masa de almendra muy maleable, a la hora de cubrir el relleno, sólo con presionar un poco por los lados y hacía abajo, éste quedará oculto en el interior y no se dejará ver hasta que al darle el primer bocado, te encuentras con esta grata sorpresa para el paladar.


Y ahora... ¡voy a sorprenderme a mí misma!




Acompañados de un té blanco tan suave y evocador como ellos.
¡Una delicia que no debes perderte!