sábado, 25 de abril de 2015

GALLETAS MARINAS


Os invito a una inmersión en el dulce mar de Galletilandia, bucearemos en el rincón donde habitan en perfecta armonía los caballitos de mar, las caracolas, las estrellas y erizos de mar, los corales y un sinfín de organismos que forman el puzzle de la vida, aunque cada vez faltan más piezas en este "puzzle Universal" y otras están tan deterioradas que ya ni encajan.
Estas galletas (cortadas a modo de puzzle) son un pequeño homenaje al ecosistema marino que cubre ni más ni menos que las 2/3 partes de nuestro castigado planeta Tierra. 
Y ahora, después de prometer respetarlo y conservarlo, ya estamos preparados para sumergirnos en el mar más dulce y pacífico que te puedas imaginar ¡Dedo pulgar hacía abajo y comenzamos la inmersión!

 INGREDIENTES: (para la masa)
- 100 g de mantequilla (consistencia pomada)
- 225 g de harina tamizada ( añadir más si la textura lo requiere)
- 65 g de azúcar glas
- 1 huevo pequeño
- Colorante azul en gel o pasta
- 1 cucharadita de aroma de tu elección (yo he utilizado el aroma de chicle, ya lo sabéis por otras veces... azul=pitufo=chicle, jeje).

INGREDIENTES: (para la decoración)
- Fondant marrón y amarillo
- Agua +azúcar glas (como pegamento).
El día anterior a la elaboración de las galletas me dejo llevar por el duende de la inspiración y comienzo a "engendrar" animales marinos a diestro y siniestro, ahora sí que estoy en mi salsa!!


ELABORACIÓN: (masa)
1. Batir la mantequilla junto al azúcar glas.
2. Agregar el huevo y mezclar.
3. Añadir el aroma.
4. Incorporar 1/3 de la harina y mezclar.
5. Añadir el colorante.
6. Incorporar la harina restante en dos veces, mezclar y en esta fase ya hay que amasar a mano.

 
Dividimos la masa en tres porciones, estiramos una de ellas sobre papel de horno (una mitad) y la cubrimos con la otra mitad.
Con ayuda del rodillo y unas tablillas (o anillos), daremos a la masa el grosor de 0,5 cm.
Una vez estiradas las tres porciones (podemos colocar una plancha encima de otra) las reservamos en el frigorífico durante 1 hora.




Precalentar el horno a 180ºC.
Cortar a nuestro gusto y colocar sobre la bandeja del horno (cubierta con papel vegetal).
Hornear durante 8-10 minutos (si son pequeñas, menos y vigilar que no se doren para que no pierdan el color).
 

Una vez fuera del horno, las dejamos reposar en la bandeja durante 5 minutos y luego las pasamos a una rejilla para que acaben de enfriarse antes de decorarlas.
Para pegar el fondant a las galletas he utilizado glasa: azúcar glas+agua.
El ojo del caballito de mar es glasa de té matcha (próximamente en otra receta) y unas perlitas doradas de azúcar.
¡Llegó el momento que más me gusta!







Espero que hayáis disfrutado de la inmersión tanto como yo.
Pulgar hacia arriba ¡volvemos a superficie!


No hay comentarios:

Publicar un comentario