jueves, 27 de abril de 2017

MUHALLABIA


Queridos navegantes:
¡Seguimos con la travesía gastronómica! Hoy os traigo la receta de un postre clásico de Oriente Medio que dependiendo de la versión y el país se llama de una manera diferente: Muhallabia (Marruecos), Malabi Shekedim (Israel), Mahallebi (Turquía), etc. Se trata de un "flan" cremoso delicadamente perfumado con agua de rosas o de azahar y dependiendo del país se prepara con agua, con leche de almendras, con leche de vaca y hasta con zumo de naranja y el acompañamiento va desde almendras picaditas, pistachos machacados, pétalos de rosas y también regado con sirope* en la versión israelí y en mi caso también (ya lo veréis al final del post).
¡En cualquiera de sus versiones está espectacular!

Ingredientes:
- 1 l de leche de coco (u otra)
- 100 g de azúcar
- 60 g de harina de arroz
- 15 g de harina fina de maíz ( Maizena)
- 4 cucharadas de agua de rosas o de azahar.
- Pistachos machacados y pétalos de rosa secos.
*Sirope:
 -100 g de azúcar
- 25 ml de agua de rosas (o de azahar)
- 25 ml de agua
- 1/4 de cucharadita (o menos) de nuez moscada en polvo o de cardamomo molido.
Hervir a fuego lento hasta que el azúcar esté disuelto y comience a espesar sin tomar color.
(Dejar enfriar antes de utilizarlo).


Así se hace:
Separar 200 ml de leche en un vaso grande y agregar las dos harinas, remover hasta que estén disueltas y reservar.
En un cazo al fuego calentar la leche restante junto al azúcar.
Agregar la mezcla de harinas del vaso y cocer durante 10 minutos (a media cocción verter el agua de rosas) a fuego lento hasta que espese y sin dejar de remover porque se pega rápido.
Una vez retirado del fuego verter en copitas o en vasos y dejar templar antes de cubrir con film y reservar en el frigo hasta el día siguiente (en mi caso, porque a las 3 horas está listo para comer pero no para desmoldar).
Yo me he arriesgado también a utilizar un molde de silicona (antes lo he pincelado con un poco de spray antiadherente) sin saber si iba a desmoldar bien y el resultado está al final 😊


Un delicioso y aromático postre para sorprender a todos.


Con el Día de la Madre a la vuelta de la esquina hay que ir preparando recetas para sorprenderla y os anuncio que el próximo rumbo al que nos dirigimos es un lugar exótico y muy lejano del que estoy segura que me traeré una rece para que os sirva también de inspiración para el Día de las Mamis!


lunes, 24 de abril de 2017

BRIOUATS DE POLLO


Queridos navegantes:
En el último post os anunciaba que el  rumbo al que nos dirigíamos comenzaba por la letra "M"
Hoy navegamos por la gastronomía Marroquí, una cocina rica y milenaria, y también diversa debido a la integración gastronómica que ha tenido de otras culturas. Además de su cocina tradicional posee una mezcla gastronómica procedente de Oriente Medio, Mediterráneo y Africano y también de los Bereberes y Moriscos, actualmente algunos de sus platos guardan reminiscencias de la cocina Sefardí  y ahora... ¡Rumbo a la receta!

Ingredientes:
- Hojas de pasta brick
- 2 pechugas de pollo asadas (o cocidas)
- 1/2 cebolleta
- 100 ml de aceite
- 1 cucharada sopera de Ras el hanout  (o de especias marroquíes)
- 1 cucharadita de canela molida
- 3 cucharadas soperas de almendras tostadas y picadas (yo he utilizado laminada y tostada)
- 1 cucharada de uvas pasas (opcional).
- 150 g de mantequilla fundida*
- Canela y azúcar glas para espolvorear al final.

Elaboración:
Calentar el aceite en una sartén y rehogar la cebolla a fuego lento.
Agregar el pollo cortado en cubitos pequeños y añadir las almendras tostadas y picadas junto a las pasas (partidas por la mitad), remover bien y aromatizar con las especias.
Cocer 10 minutos a fuego muy lento para que la carne se impregne bien de los aromas y retirar del fuego.

Precalentar el horno a 180ºC.
* Fundir la mantequilla y utilizar solo la parte amarilla (abajo quedará un poso blanco, es el suero y si pincelamos la pasta brick con él, no nos quedaría crujiente).
Cortar la pasta brick en tiras (la medida que yo he utilizado es de 20 cm de largo x 8 cm de ancho), si las hojas de brick son de las redondas cortarla por la mitad, doblar sobre si misma y colocar el relleno en la esquina y seguir el mismo paso de las tiras, o sea doblando formando un triángulo y volviendo a doblar de forma que quede un triángulo y al final se cierra introduciendo "la pestaña" en el interior que queda completamente sellado, mejor ver las fotos 😊
El relleno se coloca donde he marcado una x


Pincelar cada tira con la mantequilla clarificada (fundida y fría), poner una cucharada del relleno y formar los briouats.
Hornear hasta que estén dorados (20 minutos aproximadamente, dar la vuelta a mitad del horneado).


Una vez fuera del horno dejar reposar sobre una rejilla durante 10 minutos.
Antes de servir espolvorear con una mezcla de azúcar glas y canela molida.


¡Una estupenda merienda para comenzar la semana!

jueves, 20 de abril de 2017

KABER ELLOUZ (BOLAS DE ALMENDRA)


Queridos navegantes:
Hoy navegamos por la gastronomía Tunecina.
Pensando en el rumbo próximo os adelanto que comenzará por la letra "M"
¡A navegar todo el mundo!


Ingredientes: (12 bolitas)
- 100 g de almendra molida y tamizada
- 65 ml de agua
- 50 g de azúcar + la que necesites para rebozar
- 2 cucharadas soperas de agua de azahar (o de agua de rosas)
- Colorantes alimentarios.


Así de sencillo:
Preparar un almíbar hirviendo (a fuego suave) el agua junto al azúcar durante 5 minutos (cocer durante más tiempo si se cambian los pesos, tiene que resultar un almíbar denso pero sin llegar a tomar color) y dejar templar.
Colocar la almendra (tamizada) en un bol y aromatizar con el agua de azahar, mezclar bien y dejar reposar un par de minutos.
Verter el almíbar poco a poco sobre la pasta de almendra y amasar hasta formar una bola (usar guantes de vinilo por higiene y porque así no se pega a los dedos).


Con estas cantidades salen 142 g de pasta de almendra.
Dividir en tres pociones y teñir dos de ellas, una de verde (o azul + amarillo) y la otra de rosa fuerte (con rojo).


Para lograr las bolitas "marmoleadas" tenemos muchas opciones: (os dejo dos).
Formar una trenza con los tres colores, cortar porciones del tamaño de una canica grande y formar la bolita.
También podemos formar tiras más aplastadas, colocarlas una encima de otra y cortar o pellizcar la porción necesaria para la bolita, tú eliges!


Ya sólo queda vestirlas con un traje de azúcar y preparar un delicioso té tunecino* (he utilizado hierbabuena en lugar de menta).


Té tunecino: (1 vaso)
Colocar unos piñones en el fondo del vaso y verter el té hirviendo (yo lo he preparado con una bolsita de té verde, unas hojas de hierbabuena y una cucharadita de azúcar), la teoría es que los piñones deben de flotar en el vaso, los míos desgraciadamente no sabían nadar y se han ido a pique, lo cual he arreglado colocándolos sobre unas hojitas de hierbabuena tan buena que les ha servido de salvavidas! 😄


¡A desayunar que ya es hora!


martes, 18 de abril de 2017

TULUMBA


Queridos navegantes:
Aprovechando la escala en Turquía, hoy nos toca desayunar con unos aromáticos, dulces y crujientes Tulumba, a simple vista pueden parecer churros, pero son completamente distintos tanto en sabor cómo en textura y es que los "Tulumba" se comen fríos y además resultan crujientes (algo que no ocurre con los churros si los dejamos enfriar).
¡Rumbo a la cocina!

Ingredientes: (masa)
- 2 huevos
- 40 ml de aceite de girasol
- 60 ml de leche de avena (u otra)
- 235 ml de agua
- 210 g de harina + un pellizco de sal (tamizadas)
- 1 cucharada de vinagre blanco (
- 1 cucharada de aroma de vainilla.
- Aceite para freír.
Almíbar: (hervir todo junto durante 5 minutos y dejar que se enfríe).
- 3 partes de azúcar
- 2 partes de agua
- 2 cucharadas de zumo de limón
- Cardamomo molido (opcional)
- 1 cucharadita de canela o más (según gusto).


Elaboración de la masa:
Calentar en un cazo el agua junto a la leche y el aceite.
Agregar la harina de una sola vez y remover con una cuchara de palo para que pierda la humedad y se forme una bola de masa (lo hará muy rápido).
Retirar el cazo del fuego y pasar la masa en un bol para que se enfríe.
Añadir el vinagre y la vainilla mezclando muy bien.
Incorporar los huevos de 1 en 1 batiendo muy bien con las varillas de amasar (o con las otras) hasta que se integre bien en la masa antes de añadir el otro huevo.

Preparar la manga pastelera con una boquilla de estrella abierta o cerrada y de tamaño grande (si son pequeñas salen muy finitos).
Llenar la manga pastelera (aún nos sobrará masa para llenarla otra vez).
El aceite puede ser vegetal o de oliva (a tu gusto), indispensable que esté a temperatura ambiente cuando pongamos los trozos de masa, así resultarán más crujientes.
Con ayuda de unas tijeras (la masa es algo pegajosa), cortaremos la masa según vaya saliendo de la boquilla en porciones de 2 cm o menos, luego crecen un poco en la sartén.
Colocar la sartén en el fuego y freír hasta que se doren por todos los lados, una vez retirados y escurrido el aceite, los introducimos en el cazo del almíbar y los bañamos durante un minuto o dos (no más).
Retiramos del almíbar y a esperar un poco hasta que se enfríen ... 😉
¡Va a ser que no! yo no he podido dejar de comer mientras que aún se estaba friendo la 2ª tanda.




Dejarlos enfriar... si es que podéis! 😋
Aunque sea un poco repetitiva con los "maridajes" me encanta el té de hierbabuena!
(Para hacer té turco necesito dos teteras y creo que no me cabe ni un artilugio más en la cocina)



¡Y ahora a desayunar, que hay que reponer fuerzas para seguir navegando!