miércoles, 17 de mayo de 2017

BOQUERONES (Al limón y en vinagre).


Queridos navegantes:
Hoy navegamos por la gastronomía española con dos recetas de uno de los pescados que más visitan nuestras cocinas: los boquerones (en el cartelito indicativo del mercado donde los  compré ponía anchoas del Cantábrico, pero después de indagar un poco por las redes he visto que se llaman anchoas o boquerón dependiendo de la preparación que les demos, o sea, en vinagre "boquerones" y en salazón "anchoas"), sea cual sea su origen, tengo que decir que estaban espectaculares 😋

Boquerones al limón:
- Boquerones frescos
- Zumo de limón
- Ajo y perejil picaditos
- Pellizco de sal
- Harina para rebozar
- Aceite de oliva para freír.


Elaboración:
Retirar cabezas, tripas y espinas de los boquerones, sin separar los filetes.
Colocarlos sobre un plato con la piel hacia abajo, sazonar muy poco y cubrir con el ajo y el perejil picados, regar con el zumo de limón y dejar macerar durante 15 o 20 minutos.
Calentar abundante aceite en una sartén y rebozar en harina los filetes de boquerón.
Freír y dejar escurrir sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
¡Listos para servir!


Boquerones en vinagre:
- 1/4 kg de boquerones limpios y sin separar los filetes.
- 200 ml de vinagre
- 100 ml de agua
- 1,5 cucharada de sal
- Para aliñar: aceite de oliva, perejil y ajo picado.
Colocar en un recipiente los boquerones con la piel hacia abajo y verter la mezcla de agua, sal y vinagre hasta cubrirlos.
Dejar macerar durante 2 horas (o un poco más).
Retirar el líquido de maceración y cubrirlos con film.
Congelar durante 72 horas cómo mínimo (para prevenir el Anisakis).
Una vez descongelados aliñar y servir acompañados de un vinito blanco por ejemplo 😉


¡Buen aperitivo!

sábado, 6 de mayo de 2017

ACHU MURUKKU (FLORES FRITAS SALADAS)

Queridos navegantes:
Hoy os traigo unas flores con mucho corazón y especialmente dedicadas a todas las mamás del mundo, a las que siempre están en nuestro corazón aunque la distancia nos separe, a las que desgraciadamente y por ley de vida ya no están en el mundo terrenal pero siempre en nuestra mente y corazón, a las que aún sin ser madres biológicas han cuidado y cuidan de sus hijos con el mismo amor y dedicación, felicidades también a todas las futuras mamás y por supuesto a mi querida madre con la cual he tenido la suerte de compartir unos días de risas y de cocina 😋.
¡Feliz día de la madre para todas y cada una de ellas!
Aquí está la receta exótica que os prometí, unas flores saladas de aperitivo que se preparan en el Sur de la India durante los festivales: Achu Murukku (también se conocen con otros nombres dependiendo de la región). Aquí en España "residen" sus parientes más dulces: las flores fritas de Semana Santa o las rosas de Carnaval, pero la que hoy nos ocupa presume de ser la más "salá" de toda la familia y de eso no hay duda, aquí os dejo la receta para que vosotros decidáis por vosotros mismos cuál os gusta más.
¡Yo me quedo con la versión salada!

Ingredientes:
- 200 g de harina de trigo
- 100 g de harina de garbanzo
- 100 ml de leche de coco
- 300 ml de agua
- 1 diente de ajo pelado
- 2 cucharaditas de azúcar + 1 de sal
- 1 cucharadita de mezcla de especias al gusto
- 1/4 de cucharadita de chile en polvo o de pimentón (opcional)
- Unas hojitas de tomillo fresco
- Aceite para freír.
 Molde de acero para preparar flores.



Así de sencillo:
Colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar hasta obtener una crema homogénea y sin grumos.
Tapar con film y dejar reposar 15 minutos.
Calentar el aceite en un cazo o sartén e introducir durante unos segundos el molde de acero para que se caliente (eso hará que al ponerlo en contacto con la masa, ésta se quede pegada y cuajada al contacto).
Meter el molde (sin llegar al borde) en la masa que quedará pegada en él y lo introducimos rápidamente de nuevo en el aceite, veremos que la masa se va despegando del molde (también podemos ayudar con un tenedor para que se suelte) y dejamos que se dore antes de darle la vuelta para que se dore también.
Retiramos la flor del aceite y la colocamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
Repetir siempre la operación del baño en el aceite caliente antes de meterlo de nuevo en la masa.



¡A disfrutar de un aperitivo dorado, crujiente y especiado!


💝 ¡Felicidades mamá! 💖