martes, 30 de mayo de 2017

GYOZA (EMPANADILLAS JAPONESAS)


Queridos navegantes:
Seguimos con la travesía gastronómica y hoy navegamos por el país del Sol naciente.
La receta de hoy forma parte de uno de los dim sum (pequeños bocados) más típicos de la cocina China (Jiaozi), de la cocina Coreana (Mandu) y de la cocina Japonesa (Gyoza) y que son un tipo de Dumpling (la variedad más conocida y popular de los Dim sum y que están elaborados con una masa de harina rellena de carnes  y (o) pescado y vegetales que se cocinan al vapor o se fríen y luego se cuecen y en otras ocasiones sólo se fríen.
¡Rumbo a la receta!

Ingredientes:
- 250 g de carne picada (aliñada con ajo y perejil en este caso)
- 1/2 cebolleta cortada en brunoise
- 1 diente de ajo rallado (si la carne picada no lo lleva)
- 1 cucharada de perejil  picado
- 1/2 cucharada de jengibre fresco rallado
- 2 cucharadas soperas de soja
- 1 cucharadita de aceite de sésamo
- 1/2 cucharada de aceite de girasol (para pincelar el fondo de la sartén)
- 125 ml de agua aproximadamente
- Obleas para preparar Gyoza (frescas o congeladas).
 Salsa para acompañar:
- 2 cucharadas de salsa de soja
- 1 cucharadita de aceite de sésamo
- 1,5 de vinagre de arroz
- 1 cucharadita de semillas de sésamo.


Así de sencillo:
Colocar la carne picada en un recipiente, agregar todos los aliños y amasar bien.
Tapar con film y dejar macerar durante 1 hora dentro del frigo.
Descongelar (o no) la masa y rellenar cada oblea con una cucharada grande de la mezcla de carne (no pasarse de relleno).
Pincelar todo alrededor por el interior con una mezcla de agua y Maizena o con huevo batido (servirá de pegamento).
Doblar sobre sí mismo en forma de media luna y formando pliegues (ver fotos), quedará cerrado y con base.
Pincelar con la media cucharada de aceite el fondo de la sartén y calentar.
Colocar los Gyoza sobre su base y cocinar durante uno o dos minutos (dorar sin que lleguen a quemarse).
Verter el agua sin llegar a cubrirlos  (1/3 aproximadamente) y cocer tapado hasta que el agua se haya evaporado (8 minutos), levantar con cuidado cada gyoza, poner debajo una gotita de aceite y dorar un poco la base para que queden crujientes.


¡Deseando de darle un bañito en la salsa!

viernes, 26 de mayo de 2017

GAZPACHO DE ALBARICOQUE


Queridos navegantes, aquí está la 3ª receta que os prometí ayer y que espero que os guste, se trata de un refrescante gazpacho de albaricoque, sano, aromático y cargado de vitaminas.

Ingredientes: (la proporción que yo he utilizado)
- 800 g de albaricoques (sin hueso)
- 400 g de tomates
- 40 g de pimiento rojo
- 70 g de pan del día anterior (remojado en agua)
- 1 diente de ajo
- 3 cucharadas soperas de aceite, 1/2 de vinagre y otra de sal.


Así de fácil:
Colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar todo junto.
Pasar por el chino y rectificar de vinagre o de sal en caso necesario.
Refrigerar hasta la hora de servir.


Sugerencia de acompañamiento:
Crujiente de jamón: aunque se puede hacer también en el micro, en esta ocasión he precalentado el horno convencional a 200ºC y he puesto unas lonchas de jamón serrano sobre la bandeja cubierta con papel de hornear, luego las he cubierto con otra lámina de papel y he horneado durante 15 minutos.
Vigilar siempre porque se pueden quemar muy rápido.
Quedaran crujientes y listas para nuestro gazpachito.


¡Feliz finde!

jueves, 25 de mayo de 2017

POSTRE "ALBARICOCO" CON GELATINA DE ALBARICOQUE

Queridos navegantes:
Hoy traigo 2 recetas de las 3 que voy a publicar con el albaricoque como ingrediente principal y éstos que hoy me ocupan y cortesía de mi amigo Óscar están recién recolectados y llegados de los campos de Archena son tan dulces y aromáticos que también me han servido de inspiración para la siguiente receta que publicaré en breve.


Ingredientes:
- 250 ml de leche de coco
- 150 ml de pulpa de albaricoque triturada
- 4 hojas de gelatina neutra
- 2 cucharadas soperas de azúcar.


Elaboración:
Hidratar la gelatina en agua fría durante 4 minutos.
Calentar en un cazo la pulpa de albaricoque junto al azúcar.
Antes de que comience a hervir retirar del fuego, agregar la gelatina bien escurrida y mezclar bien hasta que se disuelva completamente.
Verter la leche de coco y mezclar de nuevo.
Verter en copas o en vasitos y refrigerar (mejor de un día para otro).


Mi sugerencia:
Servir acompañado de las flores de gelatina y unas hojitas de hierbabuena.


Gelatina de albaricoque:
- 500 ml de pulpa de albaricoque triturada
- 125 g de azúcar
- 6 hojas de gelatina neutra.


Así de sencillo:
Hidratar la gelatina en agua fría durante 4 minutos.
Calentar en un cazo la pulpa de albaricoque junto al azúcar y remover bien.
Retirar del fuego antes de que comience a hervir y agregar la gelatina bien escurrida.
Mezclar hasta que esté completamente disuelta y pasar por el chino.
Verter en el molde elegido y conservar en el frigo hasta que cuaje (mejor de un día para otro).



miércoles, 17 de mayo de 2017

BOQUERONES (Al limón y en vinagre).


Queridos navegantes:
Hoy navegamos por la gastronomía española con dos recetas de uno de los pescados que más visitan nuestras cocinas: los boquerones (en el cartelito indicativo del mercado donde los  compré ponía anchoas del Cantábrico, pero después de indagar un poco por las redes he visto que se llaman anchoas o boquerón dependiendo de la preparación que les demos, o sea, en vinagre "boquerones" y en salazón "anchoas"), sea cual sea su origen, tengo que decir que estaban espectaculares 😋

Boquerones al limón:
- Boquerones frescos
- Zumo de limón
- Ajo y perejil picaditos
- Pellizco de sal
- Harina para rebozar
- Aceite de oliva para freír.


Elaboración:
Retirar cabezas, tripas y espinas de los boquerones, sin separar los filetes.
Colocarlos sobre un plato con la piel hacia abajo, sazonar muy poco y cubrir con el ajo y el perejil picados, regar con el zumo de limón y dejar macerar durante 15 o 20 minutos.
Calentar abundante aceite en una sartén y rebozar en harina los filetes de boquerón.
Freír y dejar escurrir sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
¡Listos para servir!


Boquerones en vinagre:
- 1/4 kg de boquerones limpios y sin separar los filetes.
- 200 ml de vinagre
- 100 ml de agua
- 1,5 cucharada de sal
- Para aliñar: aceite de oliva, perejil y ajo picado.
Colocar en un recipiente los boquerones con la piel hacia abajo y verter la mezcla de agua, sal y vinagre hasta cubrirlos.
Dejar macerar durante 2 horas (o un poco más).
Retirar el líquido de maceración y cubrirlos con film.
Congelar durante 72 horas cómo mínimo (para prevenir el Anisakis).
Una vez descongelados aliñar y servir acompañados de un vinito blanco por ejemplo 😉


¡Buen aperitivo!

sábado, 6 de mayo de 2017

ACHU MURUKKU (FLORES FRITAS SALADAS)

Queridos navegantes:
Hoy os traigo unas flores con mucho corazón y especialmente dedicadas a todas las mamás del mundo, a las que siempre están en nuestro corazón aunque la distancia nos separe, a las que desgraciadamente y por ley de vida ya no están en el mundo terrenal pero siempre en nuestra mente y corazón, a las que aún sin ser madres biológicas han cuidado y cuidan de sus hijos con el mismo amor y dedicación, felicidades también a todas las futuras mamás y por supuesto a mi querida madre con la cual he tenido la suerte de compartir unos días de risas y de cocina 😋.
¡Feliz día de la madre para todas y cada una de ellas!
Aquí está la receta exótica que os prometí, unas flores saladas de aperitivo que se preparan en el Sur de la India durante los festivales: Achu Murukku (también se conocen con otros nombres dependiendo de la región). Aquí en España "residen" sus parientes más dulces: las flores fritas de Semana Santa o las rosas de Carnaval, pero la que hoy nos ocupa presume de ser la más "salá" de toda la familia y de eso no hay duda, aquí os dejo la receta para que vosotros decidáis por vosotros mismos cuál os gusta más.
¡Yo me quedo con la versión salada!

Ingredientes:
- 200 g de harina de trigo
- 100 g de harina de garbanzo
- 100 ml de leche de coco
- 300 ml de agua
- 1 diente de ajo pelado
- 2 cucharaditas de azúcar + 1 de sal
- 1 cucharadita de mezcla de especias al gusto
- 1/4 de cucharadita de chile en polvo o de pimentón (opcional)
- Unas hojitas de tomillo fresco
- Aceite para freír.
 Molde de acero para preparar flores.



Así de sencillo:
Colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar hasta obtener una crema homogénea y sin grumos.
Tapar con film y dejar reposar 15 minutos.
Calentar el aceite en un cazo o sartén e introducir durante unos segundos el molde de acero para que se caliente (eso hará que al ponerlo en contacto con la masa, ésta se quede pegada y cuajada al contacto).
Meter el molde (sin llegar al borde) en la masa que quedará pegada en él y lo introducimos rápidamente de nuevo en el aceite, veremos que la masa se va despegando del molde (también podemos ayudar con un tenedor para que se suelte) y dejamos que se dore antes de darle la vuelta para que se dore también.
Retiramos la flor del aceite y la colocamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
Repetir siempre la operación del baño en el aceite caliente antes de meterlo de nuevo en la masa.



¡A disfrutar de un aperitivo dorado, crujiente y especiado!


💝 ¡Felicidades mamá! 💖