viernes, 3 de noviembre de 2017

TRUCHAS RELLENAS DE BATATA (BONIATO O CAMOTE)


Queridos navegantes:
La receta que os prometí el otro día por fin ha llegado, y para compensar el retraso viene acompañada de otro postre de batata, una receta que me traslada a mi niñez (bastante lejana por cierto 😉), ya que mi madre es una enamorada de este postre, tanto es así que sigue preparándola año tras año al llegar el otoño y es raro no encontrar en su frigo un recipiente con esta delicia esperando la hora del postre o de la merienda.
Viva la cocina tradicional y las recetas antiguas tan ricas y con tan pocos ingredientes, la mayoría de las veces porque no los había y de ahí nació la creatividad en la cocina, que era ir adaptando las recetas a lo que se tenía en aquel momento en la despensa.
Y ahora voy con la primera receta, un dulce típico Navideño de la repostería Canaria. Ya sé que aún queda para la Navidad, pero emulando un poco al Sr. Roig aquí os dejo la receta para que no tengáis excusa de tiempo.
Antes de nada (y como tantas veces) que me perdonen los puristas por el cambio de look de las truchas, que en realidad tienen forma de empanadilla (también he preparado alguna para que vean mi buena intención), peeeeroooo, aquí viene lo del cambio de traje de las susodichas truchas, y es que llamándose así este postre... tenía que prepararlo con forma de truchas! 😋
Y ahora Rumbo a la cocina!

Masa:
- Obleas para empanadillas o (y)
- Pasta brisa 
Ingredientes para el relleno:
- 1/2 kg de batatas cocidas o asadas
- 100 g de almendras (trituradas)
- 100 g de azúcar
- 75 ml de anís
- Ralladura de limón
- 1 cucharada de canela molida.
Aplastar todos los ingredientes con un prensa patatas y mezclar bien.
Precalentar el horno a 180ºC (también se pueden freír).
Colocar un poco de relleno en cada oblea, cerrarla con ayuda de un tenedor y pincelar con huevo batido.
Hornear hasta que estén doradas.
Retirar de la bandeja y dejar enfriar.
Antes de servir espolvorear con  una mezcla de azúcar glas y canela molida.
Proceder de la misma forma con las de pasta brisa (sólo cambia el tiempo de horneado, 20 minutos).


Las truchas recién "pescadas" del horno y espolvoreadas con azúcar glas y canela. 
¡Rumbo a la mesa!


Mi otra sugerencia para disfrutar de un postre sencillo y rápido de elaborar.

- 1 kg de batatas (sin piel y cortadas en rebanadas gruesas)
- 250 g de azúcar
- La piel de 1 limón (bien lavada y sin la parte blanca)
- 1 ramita de canela.
Para espolvorear al servir:
 - Canela molida.
Así de fácil:
 Colocar las rodajas de batata (ya peladas) en una olla y añadir el azúcar, la piel de limón y la ramita de canela, verter un poco de agua encima (lo justo para que las cubra) y cocer a fuego medio hasta que la batata esté tierna. 
Dejar templar y refrigerar.
Servir las rodajas de batata acompañadas de su almíbar y perfumadas con la canela en polvo.


¡Feliz finde!