jueves, 18 de diciembre de 2014

GALLETAS NAVIDEÑAS PARA COLGAR DEL ÁRBOL


Las pasadas Navidades  vestí de gala mi árbol de Navidad con unas galletas gingerbread y tanto me gustó el resultado, que este año he vuelto a repetir aunque con otra receta para ir probando cual va a ser la definitiva en mis galletas decoradas, sin duda ésta ha pasado a ser una de mis favoritas y por eso te animo a que la pruebes aprovechando las tardes con los niños en casa. 
Rumbo a la cocina a enharinarnos un poco y a perfumar la casa entera (rellano incluido), con ese olor a canela y a jengibre de estas galletas recién horneadas.

INGREDIENTES:
- 450 gr de harina de trigo
- 130 gr de azúcar glass
- 200 gr de mantequilla sin sal (consistencia pomada)
- 1 huevo " L"
- 2 cucharaditas de especias para galletas (receta en el enlace de arriba, puedes omitir la pimienta o echarle menos cantidad, yo he utilizado una mezcla ya elaborada).
- 2 cucharaditas de aroma de vainilla
- Caramelos de colores y sabores variados.

PARA LA DECO:
- Glasa real (yo la hago con meringue powder y azúcar glass, según instrucciones del envase).
- Sprinkles de colores al gusto
- Cintas para colgar del árbol


ASÍ DE SENCILLO:
  1. Tamizamos la harina.
  2. Con ayuda de las varillas eléctricas batimos bien la mantequilla.
  3. Añadimos el azúcar glass (tamizado) y mezclamos bien.
  4. Incorporamos el huevo y batimos hasta que esté completamente integrado en la masa.
  5. Agregamos la vainilla líquida y las especias y mezclamos de nuevo.
  6. Añadimos la harina en tres veces y amasando al final con las manos hasta formar una bola que no se pegue demasiado a las manos (se puede añadir un poco más de harina si es necesario).
  7. Envolvemos la bola de masa en film transparente y dejamos reposar en la nevera 2 horas.

Machacamos los caramelos o bien los trituramos.
Preparamos la glasa (nos servirá como pegamento de los sprinkles), con una consistencia no demasiado espesa y la metemos dentro de un biberón o manga pastelera con una boquilla nº 2.



Precalentar el horno a 170 ºC.
Sacamos la masa del frigo y estiramos y cortamos utilizando nuestros cortadores preferidos navideños.
Colocamos un poco de caramelo molido dentro del recorte que hayamos hecho y con ayuda de una pajita hacemos los agujeritos para poner la cinta y poder colgarlas.
Horneamos (a la misma temperatura del precalentado) durante 8 o 10 minutos, vigilando siempre que no lleguen a dorarse.
Una vez fuera del horno, dejamos en la bandeja durante 5 minutos para que se enfríen un poco y que el caramelo deje de estar fundido para convertirse en una fina lámina cristalizada y transparente, ufff! que me sale la vena poética y tóooo, bueno al lío que aún queda mucho trabajo por hacer antes de poder colgarlas del árbol y hacer la prueba de luces.

Yo prefiero decorarlas con la glasa y los sprinkles al día siguiente del horneado, pero se pueden decorar una vez que estén completamente frías.

¡Rienda suelta a la creatividad!

Delineamos con la glasa y ponemos boca abajo en el plato de los sprinkles pero sin apretar demasiado y dejamos secar bien antes de ponerles la cinta para colgar.
Por supuesto que con esta cantidad de masa salen galletas para decorar el árbol y para merendar o brindar con cava también!




¡Un brindis a vuestra salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario